#ConsultoriosAbiertosYa !!

Nuestro pueblo, como otros más de 3.200 pueblos de Castilla y León, se ha quedado sin médico. La causa esgrimida para el cierre de los consultorios rurales es la COVID19, pero lo cierto es que el modelo que se está aplicando en esta desescalada de la pandemia en nuestra comunidad es sospechosamente idéntico a los planes de reestructuración de la sanidad rural anunciado por la junta hace meses :

Se argumenta que es imposible adaptar los consultorios a los requerimientos de seguridad que marca la pandemia y, sin buscar otras opciones, se cierran, dejando sin atención a sus usuarios. Mientras a empresas y particulares se nos exige adaptar nuestras vidas, nuestras empresas y nuestros presupuestos a esta nueva realidad, pero para este servicio esencial no están dispuestos a moverse. La Consejera de Sanidad ha afirmado que “no se abrirán hasta que no haya garantías de seguridad”, las mismas garantías que sí se nos exigen a empresas y ciudadanos para volver a la nueva normalidad…

Es destacable el informe de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública que ha puesto sobre la mesa cómo la falta de infraestructuras en Segovia ha incidido en los terribles datos de mortalidad que ha dejado la COVID19 en nuestra provincia. Otra señal más de que escatimar en gasto sanitario solo nos hace más vulnerables.

Lo sucedido en los últimos meses con la pandemia que ha asolado el mundo, indirectamente ha vuelto los ojos hacia nosotros. Es seguramente el único momento en el último siglo en el que los pueblos se han vuelto atractivos y están suscitando el interés de nuevos pobladores; una posibilidad única de frenar la tendencia que sangra las zonas rurales. Sin embargo, nuestros políticos deciden poner un clavo más en el ataúd de la España Vaciada restando poco a poco servicios y derechos de quienes osamos vivir en estas zonas.

Todos los análisis apuntan a que la población veraniega en nuestros municipios se multiplicará por seis. No solo eso, el turismo interior y los movimientos de entrada y salida de las ciudades crecerán este verano aumentando los ya más de 100.000 vehículos que pasan por la A1 frente a nuestro pueblo cada verano. ¿Cómo serán capaces los centros de salud de asumir todas las potenciales emergencias que tenga nuestra comarca? ¿Cómo van a poder atender a los enfermos crónicos y las patologías comunes, si a la vez tienen que estar atentos al control de la pandemia y a las urgencias que puedan pasar? ¿Seguro que la mejor forma de protegernos es cerrando servicios?

El cierre de los consultorios rurales 

  • lastra la competitividad de los pueblos
  • empeora la salud de nuestros mayores
  • causa despoblación
  • disuade a posibles nuevos pobladores del medio rural
  • hace perder turistas
  • causa inseguridad y sensación de abandono a las personas y a las entidades de Gobierno locales
  • RESTA DERECHOS

Por ello exigimos:

  • La reapertura inmediata de los consultorios y la vuelta a las consultas presenciales y fijas
  • La no agrupación de recursos sanitarios, que causa desplazamientos innecesarios e inseguridad en poblaciones especialmente vulnerables
  • El refuerzo de las urgencias para que nuestros médicos no tengan que elegir a quién salvar por falta de recursos

SER POCOS NO RESTA DERECHOS

¡CONSULTORIOS ABIERTOS YA!

Abierto el plazo de matriculación para el colegio de Cerezo de Abajo

Nuestro pueblo, Cerezo de Abajo conserva su pequeño colegio rural (perteneciente al C.R.A. de Riaza) con Ricardo, el maestro, al frente.

Hasta el próximo día 1 de junio esta abierto el plazo para poder inscribirse. Puedes acceder en el siguiente enlace: http://craderiaza.centros.educa.jcyl.es/sitio/

Este año hemos tenido 6 niños matriculados, que estudian en el colegio juntos en una misma aula y parece que para el próximo curso llegan niños nuevos.

Si te planteas por primera vez matricular a tus hijos en una escuela unitaria seguro que te surgen algunas dudas: ¿será lo adecuado?, ¿no son pocos niños?, ¿y estarán todos juntos?, ¿los profesionales pueden abarcar todas las edades?, ¿…? El tiempo, los resultados, los antiguos alumnos y las familias acaban demostrando que son dudas infundadas.

Pensamos y defendemos que es una suerte poder estudiar en una escuela rural porque:

  • Un colegio rural ofrece atención y seguimiento personalizado a cada niño: Al ser pocos alumnos, cada uno recibe las clases directamente, como si fuesen para el solo, es casi como tener un profesor particular. El colegio se adapta de mejor forma al ritmo de cada uno -no tanto el alumno a las exigencias de un grupo- y es más fácil ayudar a mejorar en quien necesite refuerzo. Sus maestros los conocen lo suficiente como para notar cuando un alumno pierde el ritmo de la clase, eso ayuda a actuar con rapidez para explicarle lo que no ha entendido y que todos sigan adelante.
  • Los niños aprenden unos de otros y de lo que hacen los demás: Puesto que los niños también escuchan las explicaciones que les dan a sus compañeros, tienen siempre reciente lo que han aprendido anteriormente, lo escuchan cada año, y a menudo se dan casos en los que incluso aprenden cosas de cursos superiores. Todo ello les permite anticiparse a las materias antes, y tener un recordatorio después. Además, ocurre muchas veces que los niños más mayores ejercen de maestros de los pequeños, lo que refuerza su confianza, responsabilidad y autoestima.
  • La adaptación, familiaridad  y apego: Los niños se conocen porque todos son del pueblo y conocen a sus maestros. Es, sin duda, una ventaja llegar a un cole donde conoces a los niños. Los maestros también conocen a los niños y a sus familias y sus situaciones. Además, en este tipo de centros, se dan muy pocos casos de «bullying» ya que como hemos mencionado, son niños que se crían juntos en el pueblo, que a menudo son primos, vecinos y amigos,… También este sistema favorece la inclusión de niños con necesidades educativas especiales.
  • En un pueblo es mucho más fácil realizar actividades al aire libre que en un entorno urbano; sacar algunas clases al entorno natural es enriquecedor para los alumnos
  • Implicación en la cultura y desarrollo del pueblo: Desde las escuelas rurales se favorece que los niños estudien sus propios pueblos, hagan ejercicios relacionados con su entorno, participen en eventos culturales del mismo etc. Es decir, el colegio está totalmente integrada en el pueblo y viceversa. También en ocasiones los padres o vecinos participan en actividades relacionadas.
  • La cercanía es uno de las ventajas principales de este tipo de colegios; poder ir andando o no tener atasco si vienes de un pueblo cercano, es un lujo.
  • Horarios : Aquí, en Cerezo de Abajo, hay jornada continua: los niños entran a las 09:00 y salen a las 14.00.

Después de esta crisis en la que hemos visto que la masificación de las grandes ciudades puede generar situaciones de especial dificultad, queríamos contaros que en Cerezo tenemos esta opción de escuela diferente en la que el trato individualizado y la familiaridad son valores esenciales.

Si estás buscando algo parecido recuerda que puedes inscribirte en nuestra escuela antes del día 1 de junio:

Un saludo desde CERCA