#ConsultoriosAbiertosYa !!

Nuestro pueblo, como otros más de 3.200 pueblos de Castilla y León, se ha quedado sin médico. La causa esgrimida para el cierre de los consultorios rurales es la COVID19, pero lo cierto es que el modelo que se está aplicando en esta desescalada de la pandemia en nuestra comunidad es sospechosamente idéntico a los planes de reestructuración de la sanidad rural anunciado por la junta hace meses :

Se argumenta que es imposible adaptar los consultorios a los requerimientos de seguridad que marca la pandemia y, sin buscar otras opciones, se cierran, dejando sin atención a sus usuarios. Mientras a empresas y particulares se nos exige adaptar nuestras vidas, nuestras empresas y nuestros presupuestos a esta nueva realidad, pero para este servicio esencial no están dispuestos a moverse. La Consejera de Sanidad ha afirmado que “no se abrirán hasta que no haya garantías de seguridad”, las mismas garantías que sí se nos exigen a empresas y ciudadanos para volver a la nueva normalidad…

Es destacable el informe de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública que ha puesto sobre la mesa cómo la falta de infraestructuras en Segovia ha incidido en los terribles datos de mortalidad que ha dejado la COVID19 en nuestra provincia. Otra señal más de que escatimar en gasto sanitario solo nos hace más vulnerables.

Lo sucedido en los últimos meses con la pandemia que ha asolado el mundo, indirectamente ha vuelto los ojos hacia nosotros. Es seguramente el único momento en el último siglo en el que los pueblos se han vuelto atractivos y están suscitando el interés de nuevos pobladores; una posibilidad única de frenar la tendencia que sangra las zonas rurales. Sin embargo, nuestros políticos deciden poner un clavo más en el ataúd de la España Vaciada restando poco a poco servicios y derechos de quienes osamos vivir en estas zonas.

Todos los análisis apuntan a que la población veraniega en nuestros municipios se multiplicará por seis. No solo eso, el turismo interior y los movimientos de entrada y salida de las ciudades crecerán este verano aumentando los ya más de 100.000 vehículos que pasan por la A1 frente a nuestro pueblo cada verano. ¿Cómo serán capaces los centros de salud de asumir todas las potenciales emergencias que tenga nuestra comarca? ¿Cómo van a poder atender a los enfermos crónicos y las patologías comunes, si a la vez tienen que estar atentos al control de la pandemia y a las urgencias que puedan pasar? ¿Seguro que la mejor forma de protegernos es cerrando servicios?

El cierre de los consultorios rurales 

  • lastra la competitividad de los pueblos
  • empeora la salud de nuestros mayores
  • causa despoblación
  • disuade a posibles nuevos pobladores del medio rural
  • hace perder turistas
  • causa inseguridad y sensación de abandono a las personas y a las entidades de Gobierno locales
  • RESTA DERECHOS

Por ello exigimos:

  • La reapertura inmediata de los consultorios y la vuelta a las consultas presenciales y fijas
  • La no agrupación de recursos sanitarios, que causa desplazamientos innecesarios e inseguridad en poblaciones especialmente vulnerables
  • El refuerzo de las urgencias para que nuestros médicos no tengan que elegir a quién salvar por falta de recursos

SER POCOS NO RESTA DERECHOS

¡CONSULTORIOS ABIERTOS YA!